El mundo te espera y nosotros también ansiamos volver a salir. Con estos 18 secretos exclusivos de quienes viven en algunas de las ciudades más buscadas te sentirás como un auténtico experto, sin importar tu destino.

Ciudad de Nueva York

– Se calcula que en Nueva York se hablan casi 800 idiomas, así que es probable que escuches un acento nuevo en cada esquina. Una de las mejores formas de celebrar la diversidad de la ciudad es conocer el Barrio Chino, uno de los más grandes y antiguos del mundo.

– Para disfrutar de un refugio lleno de flores y de fotos coloridas, visita el animado Distrito de las Flores de Nueva York, en Chelsea. Este tesoro oculto requiere que empieces el día bastante temprano, aunque pasar una mañana rodeado de plantas y pétalos seguro que te tendrá del mejor humor durante muchas horas.


Los Ángeles

– Explora un Malibú diferente recorriendo una de sus impresionantes rutas de senderismo. El sendero Topanga Lookout es perfecto para todas las edades y es un lugar privilegiado para ver una puesta de sol dorada. Y ya que estás con ánimos de hacer senderismo, Cloud’s Rest en Runyon Canyon ofrece una de las mejores vistas de la ciudad.

– El legendario Sunset Strip es más que su legado de rock ‘n’ roll. Es el hogar de Book Soup, una de las mayores librerías independientes de Los Ángeles. Visítala para conseguir ejemplares raros y ediciones autografiadas, o consulta los próximos eventos de la tienda para enterarte de las lecturas de alto nivel o de las actividades de los famosos.


Ciudad de México

– Los amantes de la comida tendrán una infinidad de opciones en Ciudad de México y una de las visitas obligadas para comer está en Paseo de la Reforma o en uno de los exclusivos restaurantes de Polanco. Paseo de la Reforma, con sus árboles característicos, es especialmente interesante los domingos, cuando el bulevar se cierra al tráfico vehicular.

– La Condesa es una de las zonas más de moda en la ciudad, con sus boutiques, restaurantes de cinco estrellas y hermosos parques. Evita hacer demasiados planes para tu visita. En cambio, tómate el tiempo para recorrer las calles coloridas y los espacios verdes mientras descubres los tesoros ocultos de la ciudad.


Berlín

– Una de las muchas actividades al aire libre favoritas de los residentes es hacer un picnic a orillas del río Spree. El mejor lugar es Insel der Jugend y, con un poco de suerte, incluso podrías disfrutar de música en directo.

– Y ya que hablamos de atracciones acuáticas, aquí podrás sentirte en Venecia sin tener que salir de la ciudad. Toma un kayak o una canoa y rema desde Stößensee, pasando por la Pequeña Venecia, hasta el canal Havel. Eso sí, no olvides llevar protector solar.


Hamburgo

– Sube los escalones en Treppenviertel (literalmente la “zona de los escalones”) de Blankenese. Hay aproximadamente 5,000 escalones en las hermosas y serpenteantes callecitas del distrito y, si los conquistas, tendrás como recompensa una fantástica vista del río Elba.

– Pasar el día en Winterhude es como hacer un pequeño viaje a un encantador distrito a orillas del lago. Justo al norte del centro de la ciudad, la zona destaca por sus villas y canales pintorescos. Haz un relajante tour en barco y deja que tu mente fluya.


París

– Dirígete al jardín japonés del Museo Guimet para disfrutar de un momento de serenidad. Este jardín, un secreto bien guardado, está oculto tras las pesadas puertas del Hôtel d’Heidelbach. En él se encuentran magníficos cerezos japoneses, azaleas, colas de caballo, bambúes enanos e incluso un pabellón de té.

– Encuentra un poco de sabor a Inglaterra en Villa Léandre. Aunque muchos turistas visitan Montmartre, únicamente los conocedores se dirigen a la avenida Junot, el escondite de este callejón sin salida con estilo art déco. Las coloridas fachadas, indiscutiblemente británicas, te harán pensar de inmediato en Notting Hill.


Marsella

– Los admiradores del arte callejero quedarán encantados con Le Cours Julien. Esta zona es una colección de impresionantes piezas de arte público, bares y cafés muy de moda, tiendas de segunda mano y comercios de todo tipo. Una ventaja extra es que, al ser una zona peatonal, puedes tomarte un pastis o una cerveza a mitad de un callejón.

– La zona de los Antiquaires, en Vauban, es céntrica, aunque los turistas suelen pasar por alto esta linda zona a la sombra de Bonne Mère. Aun así, sus pintorescas callecitas y escaleras son el lugar perfecto para descubrir la ciudad desde otro ángulo, ya que ofrece las más bellas vistas de la ciudad desde el Jardin du Bois Sacré.


Toronto

– Puede que Yonge Street sea la calle más larga del mundo, así que si te sientes realmente capaz, ponte tus mejores zapatos para caminar y explora los nueve kilómetros de Scarborough Bluffs. El malecón tiene nueve parques extraordinarios y vistas interminables del lago Ontario.

– Toronto es una de las ciudades más multiculturales del mundo y su diversidad abre muchas oportunidades deliciosas para apreciar todas sus diferentes culturas. Haz un viaje gastronómico por todo el mundo al visitar las zonas de Little Italy, Chinatown, Little Portugal, Greektown, Little India, Koreatown y muchas más.


Montreal

– Únete a los residentes para relajarte o hacer ejercicio junto al histórico canal de Lachine. El lugar es un paraíso para los caminantes, corredores y ciclistas, con más de 12 kilómetros de senderos y parques para disfrutar, además de un montón de opciones para detenerse a comer o beber algo en el camino.

– Pasa una tarde en una búsqueda de arte y curiosidades en el Viejo Montreal. Desde carteles antiguos hasta esculturas contemporáneas, seguro que te llevarás un souvenir único de tu viaje. Empieza por la calle Saint-Paul Ouest.

 

Expedia compensa a los autores de los textos que aparecen en este sitio. Esta compensación podría incluir viajes y otros costos. Importante: todos los viajes están sujetos a cambios frecuentes en las restricciones gubernamentales. Revisa las alertas del gobierno antes de programar un viaje.