Compartir
31

5 Experiencias únicas de viajar en tren por Europa.

Indiscutiblemente los trenes son el mejor medio de transporte que existe. Cómodos, rápidos, puntuales y ecológicos son algunas de las muchas características que tienen.  ¿Lo mejor de todo? Sus estaciones y vagones se encuentran llenos de vida y los paisajes que verás por su ventanas te dejarán sin aliento.

Intento trasladarme en tren todas las veces que sea posible, esto me ha permitido asombrarme por los paisajes en tren de Vietnam, vivir aventuras radicales en los trenes de India, quedar impactado por la puntualidad de los trenes Japoneses pesé a lo caótico que pueden llegar a ser sus estaciones (La estación de Shinjuku en Tokio atiende diariamente a 3.64 Millones de personas), pero los trenes que reúnen todas estas experiencias en una sola son los Europeos.

Antes de continuar con las experiencias que sólo es posible vivirlas si decides viajar en tren por Europa, quiero hablar de un tema que quizás te cruza por la mente: Viajar en tren es caro.

Si y no. Más bien dicho: caro, ¿comparado contra qué?

Tren Europa

Es cierto, el autobús es el medio de transporte más barato pero en definitiva más incómodo que un tren y tardarás hasta 3 veces el tiempo que harías en tren o en avión.  Un viaje en autobús de Barcelona a Madrid son 6 horas, en tren son 2 horas y media. Un viaje de Roma a Florencia en autobús son tres horas y media, en tren tan sólo una hora con 20 minutos.

No negaré que los autobuses están modernizándose intentado ser más cómodos o brindar más amenidades abordo, cómo internet o bocadillos. Pero también los trenes.

Si realmente quieres ahorrar dinero entonces el autobús es tu mejor opción pero debes de estar consciente que sacrificarás muchas cosas por ahorrar un poco.

Ahora, las famosas aerolíneas de bajo costo. Estas aerolíneas no siempre son la mejor opción, depende de muchos factores los cuales harán que realmente valga la pena.

Para que un vuelo de bajo costo en verdad sea una súper oferta debes tener presente  las distancias que piensas viajar, si encuentras una oferta, a qué aeropuerto llegas o sales, qué tanto equipaje llevas, entre otras.

Un boleto de bajo costo puede pasar de ser una súper oferta de 58 Euros redondo a 158 Euros si incluyes el costo del traslado a los aeropuertos, tarifas adicionales e impuestos. Sin olvidar que un vuelo de 2 horas realmente es un viaje de 6 horas entre traslados y tiempo de espera, y eso si tuviste suerte de salir a tiempo.

Si aún no estas del todo convencido de lo que digo, escribí un artículo bastante extenso, detallado y con ejemplos reales sobre si te conviene viajar en tren, autobús o avión en Europa, da clic aquí para leerlo.

Dejando de lado el tema de los costos, veamos las 5 experiencias únicas de viajar en tren por Europa.

1.-  Experiencia de viajar en tren por Europa – Hacer visitas rápidas a una ciudad

Si es tu primera vez en Europa quizás querrás aprovechar el tiempo al máximo y viajar en tren lo hace posible. Una de las grandes ventajas que tienen los trenes es que las estaciones principales por lo general se encuentran en el centro de la ciudad, si deseas hacer una visita rápida es muy posible.

El ejemplo que generalmente pongo, pues es el que hice en mi primer viaje a Europa, en el trayecto entre Milán y Florencia tomé una pequeña desviación e hice una parada de un día en Venecia. Llegué temprano, dejé mis maletas en los guarda equipaje de la estación de trenes y salí a explorar la ciudad. (Si quieres consejos para visitar Venecia, da clic aquí). Por la noche regresé, recogí mis cosas y continúe con mi viaje.

Este tipo de combinaciones son posibles sólo si decides viajar en tren por Europa.

Toledo

“Visitar Toledo en un día viajando en tren desde Madrid”

2.-  Experiencia de viajar en tren por Europa – Ver las mejores rutas escénicas de Europa

Si viajas en tren jamás tendrás un momento aburrido, bueno, quizás cuándo pases por un túnel pero el resto del tiempo podrás ir admirando los paisajes impresionantes que aparecen por la ventana.

Las ventanas son tan grandes que independientemente del asiento que te toque podrás disfrutar sin incomodar a la persona sentada junto a ti. Si quieres estar un poco más cerca para tomar fotografías puedes ir al vagón restaurante o buscar un asiento que esté disponible para cambiarte.

Como tip adicional, la mayoría de los asientos tienen un pequeño señalamiento que indica si ese asiento esta reservado o disponible para el resto del viaje. Si está disponible podrás sentarte ahí sin problema siempre y cuándo sea una clase similar o inferior.

Algunas de las rutas escénicas que he hecho y que podrás disfrutar viajando por Europa en tren son:

  • La Costa Azul en Francia. La ruta de Paris a Niza cruza por los campos de lavanda de la Provenza para luego ver las aguas color turquesa de la Costa Azul.
  • Cruzar por los Alpes suizos. Si viajas de Alemania a Italia tendrás que cruzar por los Alpes Suizos lo que te dará unos paisajes de montañas impresionantes. En mi último viaje por Europa desayuné en Múnich y estaba cenando en Venecia.
  • La Toscana. Viajar entre Florencia y Roma te permitirá visualizar por unos momentos los viñedos y paisajes de la Toscana. Si tienes la fortuna de viajar en primera clase te darán un poco de vino para disfrutar el viaje.
  • Paisaje de Transilvania. Si viajas a Rumania, debes tomar el tren entre Brasov y Bucarest, te permitirá ver el paisaje de las montañas de Transilvania dónde surgió el famoso mito de Drácula.
Transilvania

“Paisaje de las montañas de Transilvania desde el tren”

3.- Experiencia de viajar en tren por Europa – Hacer amigos

En general los asientos de tren están colocados en una posición que hace forzosa, de cierta manera, la interacción humana. Cualquier viaje en tren se puede convertir en toda una experiencia memorable.

Las personas más interesantes que he conocido en los traslados entre destinos ha sido en tren, jamás en avión. Normalmente en un avión las personas están peleando por obtener un centímetro extra de espacio o prefieren no ser interrumpidos durante el viaje. Se vuelven apáticos.

En los trenes es totalmente diferente. Las personas están más abiertas a intercambiar palabras o una comida contigo. Si logras coincidir con otros viajeros podrás hacer un par de amigos nuevos con los cuales puedes viajar y explorar el destino al que te diriges. Lo que me lleva al siguiente punto.

4.- Experiencia de viajar en tren por Europa – Libertad de cambiar de planes

Como extranjero, viajar en tren por Europa es sinónimo de usar los pases de tren que te dan libertad de viajar en todos los trenes que desees y cambiar tus planes a discreción. Escribí una guía completa sobre estos pases que son de Eurail, da clic aquí para leerla.

Esta flexibilidad no es posible en avión. Estás sujeto a un horario establecido y si quisieras cambiar tu vuelo para otro día u hora la penalidad de hacerlo en ocasiones es más cara que el boleto inicial que compraste.

Los trenes te dan la libertad de ajustar fechas o destinos. Si durante tu viaje te das cuenta que te gustaría quedarte un día más en una ciudad puedes hacerlo sin problema.

En un viaje que hice por Francia olvidé mi disco duro externo en el hotel de Paris y me di cuenta justamente en el tren rumbo a Lyon. Al llegar a Lyon contacté al hotel, les dije que al día siguiente iría a recogerlo.

Así lo hice sin problema ni costo adicional pues estos trayectos de tren estaban cubiertos por mis pases de tren Eurail (los mismos pases que mencione previamente), así que únicamente perdí un par de horas pero nada más. Esto no sería posible con avión o autobús.

Tren Londres

5.- Experiencia de viajar en tren por Europa – Eliminar el estrés de viajar.  

Desconozco la razón pero los aeropuertos y los aviones son de los lugares en dónde encontrarás más personas estresadas.

Todos tienen prisa por subir del avión y más prisa por bajar del mismo. Están sentados en una silla que generalmente no tiene espacio suficiente. Si tienes suerte te darán una comida que deja mucho que desear. Y con un poco de mala suerte tu vuelo se cancelará y la terminal se convertirá en un pequeño campo de guerra.

A esta experiencia hay que sumar algunas cosas más estresantes como el empacar de forma adecuada para no sobrepasar el peso permitido (aquí algunos tips). Intentar hacer entrar tu maleta carry-on en una jaula de metal de la mitad del espacio real que tienen los compartimientos superiores de la cabina.  Ten mucho cuidado al pasar los controles de seguridad, si olvidas poner tu labial dentro de una bolsa de plástico serás sometido a una revisión exhaustiva y ni se te ocurra cargar con un cortaúñas en tu bolso.

El tren elimina todo esto. Simplemente te preocupas por llegar unos 15 minutos antes a la estación, localizar tu tren, subirte y disfrutar del paisaje.

Estacion de tren

Experiencia extra de viajar en tren – Te puedes ahorrar noches de hotel y aún así dormir bien.

Si piensas cubrir grandes distancias en tren otra opción ideal que puedes usar son los trenes nocturnos. A diferencia de los autobuses, aquí te asignan una cama y te dan sábanas limpias para que puedas dormir cómodamente. Dependiendo de la categoría que reserves podrás tener el lujo de compartir la cabina únicamente con alguien más.

Desde mi perspectiva, un viaje a Europa no estaría completo sin viajar en tren. Es cierto que hay formas más baratas o incluso gratis pero como lo comenté, puede que no sean las más cómodas, eficientes o convenientes para hacerlo.

Viajar en tren te brindará recuerdos, experiencias y comodidad que de otra forma no podrás experimentar en tu viaje. Si el presupuesto es lo que te detiene, haz el esfuerzo de ahorrar un poco más y viaja en tren, te aseguro que no te arrepentirás

Compartir
31
Alejandro Núñez

Alejandro Núñez

Autor del blog Mi Viaje por el Mundo. Hace unos años dejó su trabajo, vendió todas sus pertenencias, empacó una mochila y se fue a viajar por el mundo. Hoy se dedica a escribir para enseñarte todo lo que necesitas saber para hacer realidad tus sueños de viajar.
Alejandro Núñez

Publicaciones recientes de Alejandro Núñez (ver todos)

  • https://www.renfe-sncf.com/rw-en/Pages/Home.aspx Renfe

    Nos ha parecido muy acertada esa última experiencia: “ahorrar noches de hotel y aún así dormir bien”…