Compartir
0

El arte detrás de los reflectores de Guadalajara

Si desean ir a Guadalajara con el propósito de admirar arte emblemático, la capital del estado de Jalisco, resulta ideal para ello; ahí, no te puedes perder el Instituto Cultural Cabañas, conocido popularmente como Hospicio Cabañas, o la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz.

El Instituto Cultural Cabañas (ICC), es un edificio de estilo neoclásico que en 1997 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  En 1937 José Clemente Orozco fue invitado a pintar la antigua capilla y dejó 53 murales repartidos entre la bóveda, la cúpula y los muros, en una de las piezas más importantes del muralismo mexicano postrevolucionario. Desde 1983, el ICC ha presentado exposiciones de artistas mexicanos e internacionales como Juan Soriano, Luis Barragán, Lola Álvarez Bravo, Francisco Toledo y José Luis Cuevas; Piranesi, George Baselitz, Marcel Duchamp, Joseph Beuys o el grupo Fluxus. Entre sus acervos conserva algunas esculturas del artista germano-mexicano Mathias Goeritz.

Por su parte, la Biblioteca Iberoamericana Octavio Paz es un espacio de un discreto valor arquitectónico, histórico y artístico, inaugurado hace 20 años en un antiguo templo jesuita de 1591. El edificio ha sido cuartel revolucionario, telégrafo y en la actualidad alberga un acervo de más de 75 000 ejemplares (incluidos libros en braille), así como los murales que David Alfaro Siqueiros y Amado de la Cueva pintaran al fresco en 1925. La inmensa puerta del recinto que fue labrada por el artesano tapatío Juan Hernández, también bajo diseño de Siqueiros.

Actualmente el director del recinto es el escritor Fernando del Paso, el autor vivo (y adoptivo) más destacado de esta ciudad, que entre sus obras cuenta con las voluminosas, eruditas y notables Palinuro de México y Noticias del Imperio.

Pero si buscan adentrarse en lo que sucede tras bambalinas, al margen de los grandes reflectores del arte contemporáneo es necesario visitar el Taller Mexicano de Gobelinos (TMG). Se trata de una casona donde se elaboran textiles según la antigua y clásica técnica francesa que diseñara Jehan Gobelin allá por el siglo XV, y gracias a la cual parecía pintar con el mismo detalle que los grandes maestros, sólo que con hilos.

tallerFundado por el artista austriaco Fritz Riedl hace más de 40 años el TMG fue recuperado por los curadores y hermanos Jaime y Carlos Ashida, quienes volvieron a contactar a los tejedores que habían trabajado con Reidl. En palabras de su fundador, la concepción de un tapiz “se acerca mucho a la idea de crear un cuadro, se hacen varios bocetos o dibujos sobre el tema que se quiere abordar. Más, a diferencia de la pintura, que acepta la posibilidad de ser modificada con otra capa de color, el textil es una forma de arte, debido a que en su elabora no es posible hacer marcha atrás o cambiar en su aspecto y/o  concepto”.

taller3

El taller ha contado con el apoyo y trabajo de creadores como Gunther Gerszo, Francesco Clemente, Fernando de Szyszlo y Rufino Tamayo. Y así como en su momento se reproducían grandes pinturas clásicas, hoy los minuciosos artesanos tejen obras de artistas contemporáneos como Karen Kilimnik, el tapatío José Dávila o Gabriel Kuri, gracias a quien se pueden ver colgados en muros de galerías y museos, versiones gigantes de recibos de supermercados dibujados hilo por hilo.taller2Otra silenciosa parada llena de arquitectura moderna es el Mercado Libertad o San Juan de Dios. Se trata de una de las primeras obras de Alejandro Zohn, ingeniero civil y arquitecto de origen austriaco quien en 1959, a sus escasos veinticinco años, diseñó y construyó el vanguardista edificio en el centro de la Perla tapatía. El mercado, además de ofrecer una amplia gama de artesanías, frutas y verduras, cuenta con una generosa sección de comercios donde se puede comer todo tipo de platillos regionales, entre los cuales se recomienda la birria, el menudo jalisciense, las tortas ahogadas y, sobretodo, las tradicionales carnes adobadas. Porque hay cosas que ni los más renuentes tienen motivos para esquivar.

mercado

Conoce esto y más en tu próxima visita a Guadalajara.

Compartir
0
Sociedad de los viajeros renuentes

Sociedad de los viajeros renuentes

Los selectos miembros de la SVR han viajado mucho. A veces muy bien. Y otras, muy mal. Ahora bien, lo malo no se refiere a los contratiempos sorpresivos: perder un tren, equivocarse de ruta o probar un bocado francamente repugnante es parte de lo que buscan cada vez que abandonan lo conocido. Lo lamentable es cada minuto en que la genuina curiosidad le ha cedido su lugar al más trillado sentido común.

Nuestra misión: transmitir a los lectores aquellas ideas de viaje capaces de seducir hasta al más rejego de nuestros miembros honorarios.
Sociedad de los viajeros renuentes

Publicaciones recientes de Sociedad de los viajeros renuentes (ver todos)