Compartir
0

Las ‘buenas mesas’ de San Miguel de Allende

Motivos personales me llevaron varias veces a San Miguel de Allende en los últimos meses. Lejos de aburrirme, lo encontré más interesante en cada visita: su arquitectura colonial, sus calles empedradas, su cultura, arte, tradiciones y su colorido me conquistaron; pero también su gastronomía.

Quizás San Miguel de Allende no tenga una gastronomía tradicional o propia que podamos destacar —salvo algunos ejemplos de la cocina de Guanajuato como las enchiladas mineras— pero su propuesta ha crecido gracias a la influencia de quienes han llegado a vivir aquí desde diferentes partes del país y del mundo; y ahora tiene varios restaurantes destacados.

La hacienda Purísima de Jalpa, a las afueras de San Miguel, es pionera en el cultivo de vegetales orgánicos y microgreens. Llevan ya ocho años con el proyecto que se desarrolla dentro de una de las haciendas más hermosas de la zona que, además, está disponible para visitas – haga reservación para desayunar o comer o al menos para conocer sus huertos –  y actualmente es proveedor de los principales restaurantes de la ciudad.

San Miguel de Allende, Guanajuato

The Restaurant es uno de los principales ejemplos de la nueva oferta gastronómica de San Miguel de Allende y probablemente mi favorito. El restaurante del Chef Donnie Masterton se encuentra en el patio de una hermosa casa colonial, donde prepara un menú de comfort food con los ingredientes más frescos de cada temporada. Sirve uno de mis postres predilectos, el sundae de caramelo quemado con salsa de malvavisco y cacahuates españoles. Cenar aquí es una parada obligada.

Para algo más relajado cerca de The Restaurant está Cumpanio, un lugar famoso por sus buenos desayunos, pero sobre todo por el pan. Su propuesta incluye adaptaciones de platillos típicos mexicanos —como enchiladas— para extranjeros. Vale la pena darse una vuelta.

Otra buena opción viene de la mano de Enrique Olvera, uno de los más reconocidos cocineros mexicanos, quien tiene un restaurante en San Miguel de Allende: Moxi, ubicado dentro del pequeño hotel Matilda. Aunque a mi parecer no es el mejor restaurante de Olvera, hay que visitarlo.

Finalmente, un lugar que está en mi lista de pendientes es Áperi, dentro del hotel Dos Casas, donde dicen que el chef Matteo Salas está preparando cosas espectaculares.

San Miguel de Allende

Debo decir que en San Miguel de Allende no todo se trata de restaurantes, pues hay puestos sobre la calle en donde también ofrecen comida espectacular. Es el caso de las gorditas Don Ciro, que están sobre la carretera hacia Dolores, Hidalgo. El sabor de sus gorditas de maíz quebrado y sus guisados es maravilloso, especialmente el picadillo y el chicharrón prensado.

Esta ciudad de Guanajuato ha ganado varios premios; el año pasado recibió el de mejor ciudad del mundo según los lectores de la revista especializada en viajes Condé Nast Traveler y más recientemente el premio como Mejor Destino en México en los Reader Awards, entregados por la revista Food & Travel México. Además es considerada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas.

Un fin de semana es suficiente para recorrer San Miguel, aunque para probar todo lo que sus restaurantes tienen que ofrecer, no basta una sola visita.

Compartir
0
Guillermo Ysusi Mendoza

Guillermo Ysusi Mendoza

Es politólogo, aficionado a la gastronomía y su mayor pasión es comer y beber. Reseña restaurantes para El Financiero y colabora con otros medios digitales. Es importador de cervezas, estudió el programa de evaluación y dominio de estilos de cerveza y un curso sobre maridajes con cerveza en el Siebel Institute of Technology en Chicago, la escuela más antigua de fermentación en América. Ha completado el primero de tres niveles de la certificación Cicerone: Certified Beer Server. Escribe sobre gastronomía en su blog elpurogusto.tumblr.com y sobre cerveza en cebadamalteada.tumblr.com.
Guillermo Ysusi Mendoza

Publicaciones recientes de Guillermo Ysusi Mendoza (ver todos)