que hacer en Paris

Las mejores 10 actividades fuera de lo común en París

CompartirShare on FacebookTweet about this on Twitter

Todo el mundo ha escuchado sobre Notre Dame, la torre Eiffel y el Louvre, pero, ¿qué puede hacer un amante de Francia que ya visitó los lugares más conocidos? Como era de esperarse, hay muchas opciones. ¡Solo tienes que saber dónde buscar!

vista de ParisCafé Palais Royale

  1. Toma el té en la Gran Mezquita de París: Oculta detrás de los callejones llenos de turistas del Barrio Latino, la mezquita más grande de París es un hermoso espacio de tranquilidad en el corazón de la ciudad. Camina por los arcos con mosaicos, pasa por las fuentes en los patios y los jardines, y acomódate en una mesa del salón de té para beber una infusión de menta con miel y probar las delicias dulces de África del Norte.
  2. Visita la Santa Capilla: Notre Dame tiene la fama y el jorobado, pero la Santa Capilla (la capilla real que está a la vuelta de la esquina) probablemente es aún más espléndida. Esta espectacular iglesia construida en el siglo XIII cuenta con techos dorados muy altos y algunos de los vitrales más antiguos y hermosos del mundo. Planea tu visita durante un día soleado para ver los brillantes vitrales en todo su esplendor.
  3. Camina por Promenade Plantée: El Promenade Plantée es un pasaje elevado, similar al High Line de Manhattan, que se extiende por 5 km (3 mi) en una vía antigua, cruzando un viaducto y a través de los parques que están al sur y al este de la plaza de la Bastilla. Durante la primavera se cubre de flores e, incluso durante el invierno, este fantástico cinturón urbano verde es una bocanada de aire fresco.
  4. Disfruta una película: El cine ocupa un lugar especial en el corazón de los franceses (un par de hermanos franceses lo inventaron en el siglo XIX) y las salas de cine de la ciudad proyectan pequeñas películas independientes y los últimos éxitos internacionales por igual. Sumérgete en “la septieme art” (el séptimo arte) en una de las salas de cine históricas de la ciudad. La Pagoda, ubicada en el 7o distrito, está diseñada como una pagoda japonesa y cuenta con un salón de té y un jardín considerado como un monumento histórico nacional. En el extremo norte de la ciudad, la sala de cine neoegipcia Le Louxor se acaba de reinaugurar después de una meticulosa remodelación. Es un lugar especialmente elegante para ver una película, con los grandes balcones y los detalles arquitectónicos al estilo Art Deco. Asegúrate de revisar los horarios con anticipación. Algunas salas programan frecuentemente películas en inglés sin doblaje al francés y películas en francés con subtítulos en inglés, para que los angloparlantes puedan seguir la historia.
  5. Pasea por la Conciergerie: La Conciergerie está justo en el corazón de la ciudad, y aun así muchos turistas olvidan incluirla en su lista. Este palacio convertido en prisión y después convertido en palacio de justicia cuenta con una historia y una arquitectura impresionantes que se remontan hasta el siglo X. Puedes seguir los pasos de los reyes medievales, conocer la celda donde María Antonieta esperó su destino durante la Revolución Francesa y ver la hora en el reloj público más antiguo de Francia: una pieza dorada con forma de flor de lis que se restauró a su gloria original en 2012.
  6. Día de campo en el Canal Saint-Martin: Está a unos pasos del corazón histórico de la ciudad, así que si buscas alejarte de las multitudes de turistas, sigue el ejemplo de los locales y dirígete al Canal Saint-Martin. Esta vía acuática está ubicada en el moderno 10o distrito, flanqueada por altos edificios con arcos y enmarcada por amplias banquetas que son perfectas para sentarte a ver pasar el mundo. Compra tus provisiones para el día de campo o pide comida para llevar en alguno de los restaurantes de los alrededores y disfruta unas horas de tranquilidad viendo pasar los botes y escuchando a los grupos de jóvenes parisinos mientras comen, beben y juegan pétanque, una famosa versión francesa del juego con bochas.
  7. Visita el Cimitière des Chiens: Además del cementerio tipo parque de Pere Lachaise, donde yacen algunos famosos como Jim Morrison y Oscar Wilde, el mejor amigo del hombre también tiene un espacio lujoso para descansar en París. Toma la línea 13 del metro hacia Asnières-sur-Seine para visitar el cementerio de mascotas de París, donde podrás caminar entre las lápidas hechas para perros, gatos, caballos, un mono e incluso Rin Tin Tin, la estrella canina de la pantalla chica.
  8. Disfruta un café en la azotea del Centro Pompidou: Aunque las calles ordenadas, los edificios de piedra caliza y los techos combinados de zinc le dan a París su aspecto distintivo y su encanto uniforme, también hay ejemplos modernos, inusuales y curiosos de arquitectura contemporánea entre las avenidas. El Centro Pompidou (el museo de arte moderno de París) es uno de ellos. Con su excentricidad y colorido, parece como si este edificio estuviera al revés. Sube por las escaleras de tipo tubo hacia la azotea, donde encontrarás varias hileras de mesas blancas decoradas con una sola rosa roja, y bebe una copa de vino mientras admiras la vista panorámica que se extiende desde la torre Eiffel hasta el Sagrado Corazón.
  9. Siente escalofríos en la cripta real de la Basílica de Saint-Denis: Las catacumbas son túneles subterráneos macabros que están llenos de huesos exhumados. Saliendo de la ciudad, al final de la línea 13 del metro, hay un lugar de descanso mucho más adecuado para la realeza. Esta basílica de estilo gótico lleva el nombre del santo patrón de París y ha sido un sitio de peregrinación durante siglos, además de que alberga la necrópolis real, donde están enterrados todos los reyes de Francia y sus familiares. Camina entre las esculturas funerarias mientras la luz del sol se filtra entre los vitrales. Es un lugar silencioso, sereno y perfecto para reflexionar sobre la impresionante historia que yace entre sus paredes.
  10. Admira una vista diferente de la ciudad: Sí, deberías visitar la Torre Eiffel. Aunque sería aún más divertido tener una vista de la ciudad donde también aparezca la torre Eiffel, ¿no crees? Buenas noticias: ¡esto es posible! Sube las escaleras para disfrutar la vista desde la cima del Arco del Triunfo, desde donde podrás mirar la glorieta y las calles que forman una estrella. O puedes relajarte con un paseo en elevador hasta el altísimo mirador de la torre Montparnasse, ese rascacielos solitario que sobresale del 14o distrito como un pulgar. Ahí tendrás una vista de 360 grados de toda la ciudad, además de que puedes utilizar los telescopios para ver ciertas zonas más de cerca.

una fuente en Parisestatua en Paris

Si quieres más ayuda para planear tu viaje perfecto a París, haz clic aquí.

CompartirShare on FacebookTweet about this on Twitter
Expedia México

Expedia México

Bienvenido al sitio de viajes de Expedia - Aquí encontrarás todos los consejos y las recomendaciones de viaje de nuestra red de expertos en todo el mundo, además de noticias sobre las nuevas tendencias de los viajes y las noticias más recientes sobre los problemas que enfrenta la industria el turismo. Expedia también proporciona información y recursos para que pueda aprovechar al máximo su próximo viaje. Disfrutar y explorar lo que Expedia tiene que ofrecer!.
Expedia México