Compartir
0

¿Qué hay en Alaska?

Alaska es ese lugar que imaginamos como un gran paraíso en blanco, lleno de nieve, hielo y frío. Y ciertamente así es gran parte del año, pero durante el verano algunas de sus regiones se llenan de verdor.

0_e38675bf-cbe9-4b77-91bc-69af6955147c_raw

Oso en el Parque Nacional Denali Foto:Helen Jiang

Desde 1959 Alaska se convirtió en un estado más de los Estados Unidos de América, pero sigue manteniendo su estatus de “país”. Es el destino ideal para quienes aman la aventura y la naturaleza porque ofrece tremendas oportunidades de ver paisajes únicos todo el año, algunas veces verdes y otras muchas, blancos.

Un buen viaje por Alaska puede dar inicio en su ciudad más importante, Anchorage, donde es recomendable empaparse un poco de la cultura e historia del país visitando el Museo de Anchorage, el Museo del Patrimonio de Aviación de Alaska y el Centro de Patrimonio Nativo de Alaska.

0_BTDG76

Anchorage, Alaska Foto: Alamy

Si lo visitas en invierno lo indicado sería dirigirse a Fairbanks, donde podrás participar en actividades como esquí, snowboard, paseo en trineo de perros, recorridos en vehículos motorizados y pesca en el hielo, además de que ahí es posible ver las maravillosas auroras boreales.

Por experiencia personal te puedo contar que el trineo de perros en la nieve es lo máximo y te sientes como si estuvieras en Narnia; mientras que la pesca en hielo resulta ser estresante o tremendamente relajante, porque cuando se es principiante no se logra mucho y la espera es larga, además hay que considerar que se tiene que contar con el permiso pertinente para pescar. Pero lo que no te puedes perder es la oportunidad de ver la aurora boreal porque es una experiencia DIVINA e inexplicable.

0_128027516

Aurora Boreal, Alaska Foto: Shutterstock

Otro punto muy importante a considerar si vas en invierno es llevar la vestimenta apropiada para esos climas, la que se requiere que sea en cuatro capas: interior, térmicos, ropa abrigadora y finalmente la capa que te protegerá del viento, el agua y la nieve, y que te quitarás cuando entres en algún espacio cerrado.

Un paseo adorado en cualquier época del año es el tren llamado White Pass que va de Skagway de Alaska a Yukón en Canadá. Esta vía férrea tiene sus orígenes en la fiebre del oro y hoy es un paseo turístico muy original, como si viajaras al pasado. El tren es precioso y los paisajes increíbles. Toma en cuenta que si haces la ruta completa debes llevar contigo pasaporte y visa. Si no deseas pasar hasta Canadá  puedes bajar en la frontera y regresar desde ahí.

Pero Alaska es otra gran experiencia en verano y una buena forma de conocer este país es en crucero.

0_ACFAF9

Crucero, Alaska Foto: Alamy

Los cruceros que recorren Alaska parten desde el norte de Estados Unidos o la costa de Canadá, llevan a los viajeros a conocer los fiordos y glaciares, y además dan la oportunidad de hacer recorridos de un día en diversos puntos del país. Este tipo de viajes se pueden realizar con varias navieras, pero están disponibles solo de junio a septiembre aproximadamente, porque es cuando el clima y el hielo les permiten navegar. Es entonces que esta parte del mundo ofrece la gran oportunidad de ver el llamado “sol de media noche”, pues los días son muy largos y sólo se nubla unas 3 ó 4 horas cada noche sin llega nunca a tener una plena oscuridad. Este fenómeno se puede apreciar en ciudades como Anchorage, donde por cierto al igual que en el norte de Canadá, se puede ver a los alces caminando tranquilamente por la calle.

Otra fabulosa forma de conocer Alaska es visitando sus parques nacionales y en este tema el más famoso es Denali, del que hay quienes aseguran es el de mayor espectacularidad en el país, pues cuenta con el Monte Mckinley que es el pico más alto de América del Norte.

0_53bb6e30-9adb-42eb-84a2-6da44ccb966a_raw

Parque Nacional Denali Foto: Christina Lowell

Mientras que el Parque Nacional de los Fiordos de Kenai también es de los más visitados: ahí se pueden hacer paseos en barco de un día para apreciar los glaciares y ver la fauna marina, y si andas de suerte verás ballenas. Algo muy similar ofrece el Parque Nacional Glacier Bay.

Durante el verano estos parques nacionales son la fascinación para quienes gustan de actividades como el rafting, la bicicleta de montaña, la pesca, el kayak, el senderismo y la observación de flora y fauna.

Como ves, bien valdría la pena visitar Alaska varias veces en la vida en diferentes estaciones del año.

Compartir
0
Vero Tipsdeviajero

Vero Tipsdeviajero

Mujer, madre, hija, amiga, esposa, hermana, trabajadora, bloguera… mexicana. Ni foodie, ni experta en viajes, simplemente una mujer viajando y compartiendo sus experiencias.
Vero Tipsdeviajero

Publicaciones recientes de Vero Tipsdeviajero (ver todos)