Tres días en Río de Janeiro


Río es un destino al aire libre, y es fácil entender por qué. La ciudad tiene un sinfín de bellezas naturales. A “los cariocas”, apodo con el que se conoce a los residentes, les encanta hacer ejercicio, nadar en el mar, comer al aire libre contemplando la increíble vista del paisaje, practicar senderismo y admirar el atardecer después de escalar una montaña. En este itinerario de tres días en la “ciudad maravillosa”, encontrarás actividades al aire libre, restaurantes de comida sana y desafíos deportivos en medio de paisajes de una belleza inigualable, donde sentirás que hiciste mucho más que turismo.

DÍA 1 (15.471 pasos; 2202 calorías)

7:00- El primer día, comienza por explorar la belleza natural de Barra da Tijuca y Recreio. Después, puedes ir a Grumari, una playa ubicada en un área natural protegida llena de caminos para practicar senderismo y ciclismo. La ruta de Grumari a Prainha, la playa siguiente, es un paraíso de 4,3 kilómetros. Si te gusta el mar, en Prainha podrás hacer surf, ya que tiene las mejores olas de la ciudad.

Barraca do Pepê

Av. do Pepê, S/N – Quiosque 11
+55 21 2433-1400

11:00 – Es hora de dirigirse hacia Praia do Secreto, así llamada porque está escondida y muy pocos la conocen. Se trata de una piscina natural con agua cristalina formada con diversas rocas, que se encuentra en el camino de Praia da Macumba a Grumari (consulta la ubicación en el mapa). Para llegar tardarás unos 10 minutos, y atravesarás un paisaje hermoso formado por bosques y rocas. Te doy un consejo: intenta ir cualquier día menos un domingo, ya que se llena de gente.

13:00 – A la hora del almuerzo, ve hacia Quebra-Mar, al comienzo de Barra da Tijuca, y realiza una parada estratégica en Barraca do Pepê. Este es lugar preferido de la gente bronceada y los amantes de las olas. Este bar pertenecía a Pedro Paulo Carneiro, o Pepê para sus conocidos, una figura de Río de Janeiro que inspiró al músico Caetano Veloso a escribir su famosa canción “Menino do Rio”. Pepê fue campeón mundial de ala delta y finalista del Pipe Master de Hawái en la década de 1970. El objetivo de su bar en la playa era ofrecer comida sana a gente sana. Sin embargo, aunque el atleta falleció en un trágico accidente mientras volaba en ala delta, el bar sigue funcionando y es un símbolo de Río de Janeiro. Las opciones más populares que encontrarás en este bar son los sándwiches naturales y los batidos de açaí, guaraná y granola.

16:00 – Para finalizar el día, ¿qué te parece hacer un poco más de senderismo para disfrutar del atardecer de Río de Janeiro como si fuera una postal? En la zona de Urca hay un complejo natural con más de 200 rutas para hacer senderismo, practicar rappel y escalar, y una de las más conocidas es la de Morro da Urca. Un teleférico llega a la parte más alta de la montaña, aunque si decides caminar, se puede apreciar mejor el impresionante paisaje del bosque atlántico brasileño. La ruta comienza en Pista Cláudio Coutinho, en Praia Vermelha, y algunos tramos son bastante empinados, aunque pueden hacerse perfectamente con niños. El trayecto es seguro y está muy bien señalizado.

Al llegar a la cima de la montaña, encontrarás otro teleférico que te llevará al famoso Pan de Azúcar. Tendrás dos opciones: divertirte en la empinada ladera de la montaña, donde algunas personas practican rappel, o tomar el teleférico al Pan de Azúcar. Este símbolo de la ciudad es un poco más alto que el Morro da Urca y solo se puede llegar en teleférico o escalando.

Zazá Bistrô

R. Joana Angélica, 40 – Ipanema
+55 21 2247-9101

20:00 – Por la noche, visita Zazá Bistrô, uno de los restaurantes más famosos de la ciudad, con una atmósfera romántica, aunque también muy agradable para una comida en familia. En el segundo piso, encontrarás sillones puff, futones y mesitas, un ambiente súper moderno que combina a la perfección con una cocina a base de ingredientes saludables y, en lo posible, orgánicos. Prueba la pastela marroquí, la ensalada de nueces de la India o castañas de cajú y hojas verdes, el platillo de pescado con plátanos y curry, y la feijoada de mariscos. De postre, pide una ensalada de frutas con esencia de limón, chips de jengibre y helado de guanábana. Definitivamente, nuestra opción favorita.

RAJA Club
8am

+55 21 3486-4113

RAJA Club

Raja Club provides stand up paddle board lessons with equipment and trained instructors.

Ilha da Coroa, 9 - Barra da Tijuca


DÍA 2
7:00 – Levántate temprano y disfruta de un desayuno potente y saludable en Bibi Sucos,una cadena de restaurantes de comida rápida que ofrece el mejor açaí de la ciudad. Otras opciones interesantes son el omelette de huevo blanco y los batidos de frutas.

8:00 – Después del desayuno, nos toca cruzar a Ilhas Tijuca, en Barra da Tijuca, haciendo paddle board. Como remarás en el mar abierto, es importante que sigas los consejos de un instructor experto que te acompañará en esta emocionante experiencia. La empresa más conocida y con más experiencia de Río de Janeiro que ofrece este tipo de aventura es Raja Club Raja Club. Es necesario que reserves con anticipación.

El punto de encuentro es la sede de Raja Club los fines de semana a las 8:00, siempre que el mar esté calmo. El cruce comienza en el canal Marapendi y se extiende 2 kilómetros por el mar hasta las islas. Toda la experiencia dura unas 3 horas y hay un bote que sigue al grupo en caso de que alguien necesite asistencia. El esfuerzo vale la pena: la vista desde las islas es maravillosa. Las aguas cristalinas, el paisaje de postal y el monumental Pedra da Gávea forman un pintoresco telón de fondo en este cuadro idílico.

Verdin

Av. Ataulfo de Paiva, 458 – Leblon
+55 21 3437-4989

13:30 – De nuevo en tierra firme, es hora de almorzar. Te sugiero que conozcas Verdin, un restaurante nuevo y muy popular en la zona de Leblon que se basa en el concepto de comida rápida y saludable. Tienen recetas funcionales que cambian todos los días, y ofrecen increíbles jugos naturales y desintoxicantes. Después del almuerzo, vuelve a Barra para realizar una caminata a la cascada de Pedra da Gávea. (4757 pasos y 1408 calorías)

El acceso al sendero se encuentra dentro de una zona cercada en Praça Professor Velho da Silva, en Barrinha, junto a una puerta verde (número 936). El trayecto dura unos 15 minutos, y pasarás por zonas de bosque y piedras.

Si tienes bastante energía, puedes continuar hasta la cima de Pedra da Gávea, que se encuentra a unos 842 metros sobre el nivel del mar. Este segundo tramo requiere un poco de fuerza física, ya que solamente la parte de escalada lleva alrededor de 3 horas. Durante el camino, detente en lugares como Carrasqueira y Cara do Índio para contemplar el hermoso paisaje.

20:00 – Comida gourmet cruda. Esta es la idea de Ró , el primer restaurante de comida totalmente cruda de Río de Janeiro, que abrió en junio de 2016 y se encuentra en la zona de Jardim Botânico. Ofrecen dos menús muy sabrosos, uno con 5 y otro con 8 platillos, elaborados por la chef Inês Braconnot, que incluyen una variedad de opciones exóticas, como duraznos marinados en chutney de pimientos, aceite de cebollín y flor de sal; ceviche con nueces de la India o castañas de cajú y leche de coco fermentada; y milhojas de betabel o remolacha.

Restaurante Ró – Raw & Wine

Rua Pacheco Leão, 102
+55 21 3559-0102

DÍA 3 (11.739 pasos; 1170 calorías)
9:00 – Si eres tan fanático de los desayunos como los cariocas, y quieres conocer un lugar muy “verde”, el Parque Lage es el sitio ideal. Ubicado dentro de una casa histórica rodeada de jardines con vista al Corcovado, donde también se encuentra la Escuela de Artes Visuales, el restaurante ofrece waffles, sándwiches, mermeladas y pasteles, en un ambiente muy relajado y alegre, con alfombras tatami y mesas al aire libre. Si necesitas proteínas, prueba sus deliciosos omelettes.

10:00 – Para ver la ciudad desde arriba, sube a la cima de Pedra Bonita. La ruta a pie te tomará un poco más de media hora y comienza en la plataforma de lanzamiento con ala delta, así que, antes de subir, observa cómo salta la gente. Al llegar a la cima, podrás disfrutar de una espectacular vista de la ciudad, con Pedra da Gávea, Barra, Leblon, Copacabana y São Conrado de fondo. Si quieres sentirte como un local, lleva contigo todo lo necesario para organizar un picnic con galletas y frutas, y disfruta de un merecido descanso en la cima de la montaña.

15:00 – Es hora de explorar uno de los lugares más hermosos de la ciudad: la laguna Rodrigo de Freitas. Ubicada en el centro de Río de Janeiro y rodeada de hermosas montañas, este espejo de agua es el lugar ideal tanto para locales como para turistas, donde podrás hacer deportes, comer algo rico y relajarte. Puedes alquilar una bicicleta en cualquiera de las tiendas disponibles y dar un paseo por la laguna. El trayecto tiene un poco más de 6 kilómetros de largo. Si eres amante del patín, puedes aprovechar alguna de las pistas que encontrarás en el camino. Cuando quieras comer algo, visita Palaphita, un encantador bar tipo restaurante con mesas y sillones puff, y con la mejor vista de la zona, ya que se encuentra frente al Corcovado y Pedra da Gávea.

17:00 – Termina el día con una caminata de cinco minutos en Pedra do Arpoador, donde tendrás una vista privilegiada del atardecer. Todos los días, las personas que llegan a este mirador festejan con un aplauso cuando el sol se esconde detrás del Morro Dois Irmãos. Como puedes imaginar, una postal bellísima.