Compartir
0

Sólo en Tokio: 5 experiencias de otro mundo

Si no es otro mundo, Japón sí es una isla del otro lado de éste. Por eso, quien esté dispuesto a desplazarse hasta su capital, debe estarlo también a dejarse sorprender. Aquí algunas de las experiencias que, a nuestro juicio, deben vivirse a como dé lugar.

Letras

Sumo

Si los turistas que vienen a México van a las luchas, ¿por qué uno no habría de asistir a un torneo de sumo? Se trata a la vez de un deporte y de una antiquísima expresión de la religión sintoísta, por lo cual a la pelea se le suma una buena parte de ceremonia. El ganador es aquel que logra sacar a su opositor fuera del ring o lo hace tocar el piso con cualquier parte de su cuerpo que no sean sus pies pero, más allá de la fuerza que acumulan aquellos luchadores corpulentos, también utilizan la mente para desbalancear a su contrincante.

 Asistir a una subasta de atún

En el mercado de Tsukiji, que tiene su origen en el siglo XVI y es el que más pescados mueve en el mundo (más de 2,000 toneladas al día), el atún es un asunto de subasta. La cita es antes de la cinco de la mañana, pero vale la pena. Después, la tradición obliga a visitar un restaurante de sushi (sí, a un horario en que, en un día normal, uno ni siquiera se habría levantado). En Sushi Dai, por ejemplo, un pequeño pero atiborrado local, uno sólo escoge entre siete y diez piezas, y la selección del chef siempre es un recordatorio de por qué el pescado fresco es digno de las más encarnizadas pugnas matutinas.

Subasta de atun

Karaoke en el barrio de Roppongi

Por si el nombre no lo dejase claro, este hábito de cantar a todo pulmón sobre una pista como parte de la fiesta viene de aquí. Sólo que la fiesta es algo que tiene lugar en un pequeño cuartito, entre puros amigos. Ahora que… si lo que uno quiere es sentirse intensamente japonés, puede rentar el cuarto para cantar a solas. En serio.

Karaoke

El nuevo café Alice in Wednesday

Hace tiempo que los habitantes de Tokio llaman la atención por los cafés temáticos: los hay de camareras (que se visten y tratan a los clientes como camareras) y los hay de tiras cómicas, como por ejemplo las de Peanuts (Snoopy y Charlie Brown). Pero ahora la sensación es el que rinde homenaje a Alicia en el país de las maravillas, una verdadera alucinación.

Galletas alice

Hoteles cápsula

El hábito de alquilar un pedazo de entrepaño horizontal para descansar unas horas no proviene de un asunto divertido: el espacio en Tokio es carísimo, las horas de trabajo demasiado largas y las distancias, a veces, imposibles. Sin embargo, pasar unas horas en una de las famosas cápsulas que sirven para dormir puede ser una gran manera de saber qué se siente vivir en el frenesí de esta fantástica ciudad.

Capsulas

Sal de la rutina y anímate, visita Japón para conocer sus extrañas costumbres y nuevas atracciones.

Compartir
0
Sociedad de los viajeros renuentes

Sociedad de los viajeros renuentes

Los selectos miembros de la SVR han viajado mucho. A veces muy bien. Y otras, muy mal. Ahora bien, lo malo no se refiere a los contratiempos sorpresivos: perder un tren, equivocarse de ruta o probar un bocado francamente repugnante es parte de lo que buscan cada vez que abandonan lo conocido. Lo lamentable es cada minuto en que la genuina curiosidad le ha cedido su lugar al más trillado sentido común.

Nuestra misión: transmitir a los lectores aquellas ideas de viaje capaces de seducir hasta al más rejego de nuestros miembros honorarios.
Sociedad de los viajeros renuentes

Publicaciones recientes de Sociedad de los viajeros renuentes (ver todos)